sábado, 19 de noviembre de 2011

GISTE

Sabado sabadete, camisa nueva y a tomar unas cañitas!! O no era así el refrán? Bueno... el caso es que una cerveza fresca en buena compañía, bien tirada y con su espumita, siempre apetece!
Y precisamente de eso trata la palabra que nos aporta hoy la morena "caribeña", educadora de mayores sostenibles a ritmo de reggaeton. ¡Gracias María!

La espumita que se forma en la parte superior del zumo de cebada tiene su propio nombre, giste. La Real Academia lo define tal cual: espuma de la cerveza. Y como no podía ser de otra manera, procede de un país con gran tradición cervecera; concretamente procede del término alemán gischt, espuma.
Según las páginas especializadas en este mundillo, una cerveza bien servida debe tener una corona de espuma blanca, brillante y persistente, de 2 ó 3 cm de espesor. Y si como nosotros os estais preguntando si el giste tiene algún fin o utilidad concretos, la respuesta es sí. Además de servir como indicador de cervezas bien estabilizadas cuyo proceso de fermentación se ha completado correctamente, parece que su función es impedir que se escapen las burbujas, retener los aromas y proteger el oro líquido del proceso de oxidación.
Y como la teoría se graba mejor en la memoria con ejemplos prácticos, y como además hemos elegido el día de la semana más apropiado para la publicación de esta entrada, vamos todos a bebernos unas rubias bien fresquitas y merecidas que nos tomaremos a la salud de las 5.000 visitas del blog!! ¡Gracias a todos!

2 comentarios:

  1. Esta vez me tomo la cerveza hasta yo!!!...no sé si me la acabaré, pero seguro que al giste llego!...una buena cerve con una buena ensalada de palabras siempre apetece no?...
    me acabo de enganchar al blog...thank u por compartir información...y hacernos más listos si cabe!!!!

    ResponderEliminar
  2. Gracias a ti por buscarnos ingredientes! A ver cuando nos echamos esa cerveza!!

    ResponderEliminar